tutorial

Cómo Acelerar y Optimizar Windows 10 al Máximo

Con el correr de los años, los sistemas operativos fueron avanzando en cuestiones de optimización, necesitando cada vez menos atención por parte del usuario y facilitando las tareas de mantenimiento.

Hoy en día, acelerar y optimizar Windows 10 es mucho más fácil de lo que era hace 16 años con Windows 98 o Windows 2000, en lo que se necesitaban conocimientos avanzados para mantener el sistema en buen estado.

Existen algunas herramientas y una serie de pasos, que te van a servir para acelerar y optimizar Windows 10 y mantenerlo funcionando al 100%, vamos a verlo a continuación.

7 Acciones que puedes hacer para optimizar Windows 10 al máximo

Acelerar el arranque de Windows 10

Una de las novedades de Windows fue el arranque rápido, que aprovecha una característica de prehibernación para mantener cargado en memoria los archivos más importantes del sistema en cada inicio, con lo cual, si tienes un equipo moderno bien configurado, con Windows 10 tienes una gran ventaja.

Pero, hay ciertos programas que se configuran para cargarse al inicio de Windows, para que, al abrirlos, funcionen más rápido, porque ya tienen parte del código cargado en memoria, pero esto suma segundos al arranque de Windows y si tienes varios ni te digo.

Para desactivar los programas innecesarios que se inician en el arranque, presiona la tecla Windows + R, para iniciar el cuadro ejecutar y escribe MSCONFIG.

Ve a la pestaña que dice Inicio de Windows y ahí verás los programas que se inician con el sistema, desactiva todos los que sean innecesarios.

optimizar windows 10

Desactivar efectos visuales de Windows 10

Los efectos visuales son lindos, nadie lo niega, pero hacen que el sistema necesite un esfuerzo adicional y gaste recursos, con lo cual si prefieres acelerar tu Windows 10, puedes deshabilitarlos.

Lo que tienes que hacer es ir a Panel de Control -> Sistema y Seguridad -> Configuración Avanzada del Sistema -> Opciones Avanzadas -> Rendimiento -> Configuración.

Selecciona Ajustar para obtener el mejor rendimiento y di adiós a los efectos visuales.

Desactivar actualizaciones P2P

No sé si lo sabías, pero Windows 10 utiliza tu ordenador como servidor para que otros usuarios descarguen actualizaciones y esto consume ancho de banda, con lo cual, si no te interesa, lo puedes desactivar y ganar algo de velocidad.

Panel de Control -> Actualización y Seguridad -> Windows Update -> Opciones Avanzadas -> Elige el modo en el que quieres que se entreguen las actualizaciones y desactiva la opción Actualizaciones de más de un lugar.

Desactivar Cortana

Si no usas Cortana, no tiene sentido que lo tengas activado, ya que consume recursos innecesarios, incluso muchas personas lo suelen desactivar porque lo consideran una invasión de la privacidad, es sabido que Microsoft envía “Muestras de información para mejorar la calidad del servicio”.

Para desactivar Cortana, haz clic en el cuadro de búsqueda de la barra de tareas, clic en el engranaje de la izquierda y desactiva la casilla de Cortana.

Eliminar posibles virus

La siguiente tarea que se debería realizar para que Windows 10 funcione correctamente es pasar un antivirus, porque no te podrás imaginar la cantidad de programas espía y spam que se puede colar en un ordenador sin que te des cuenta y es una de las causas más comunes por las que Windows 10 suele funcionar lento. Puedes leer el artículo del “Mejor Antivirus para Windows 10“.

Sin darte cuenta, cuando instalas un programa o visitas una página web o incluso cuando alguien te pasa un pendrive que insertas en tu pc, puedes infectar tu pc en un segundo, instalando programas o descargando archivos que luego se activarán.

Lo ideal es que realices un escaneo completo con el antivirus que tienes instalado, si no tienes ninguno, mal vamos, pero no te preocupes, puedes buscar en el blog nuestras entradas donde analizamos los mejores antivirus del mercado y seleccionar alguno de ellos.

Windows 10 más rápido

Liberar espacio en el disco y reparar errores

Muchos programas a medida que los vas usando, van dejando archivos temporales con registros de uso. Los más conocidos y que más basura dejan, son los navegadores y eso tiene que ver con el uso intensivo que se le da, lo cual va acumulando historial de páginas web visitadas, la caché de los videos de YouTube, imágenes de los sitios web, entre otras cosas.

Existen varios programas para realizar una limpieza rápida del sistema, siendo el más utilizado el CCleaner, el cual tiene una versión gratis que va muy bien, aunque también otro programa muy bueno es el TuneUp, pero este es de pago, aunque viene con una serie de utilidades para optimizar el sistema que están muy bien y te ahorrará bastante trabajo.

Lo mínimo y recomendable es que realices una limpieza de archivos temporales y elimines entradas inválidas del registro, lo cual hace que este sea más ligero y además evita futuros problemas con conflictos entre entradas.

También considera revisar los archivos que tienes y ordenar un poco, eliminando lo que no necesitas, ya sabes, la carpeta de descargas, suele estar llena en ordenadores que se usan mucho, porque nos la pasamos descargando cosas y todas van a parar ahí.

Cómo recomendación final, nunca dejes que el disco rígido se llene a tope, si es necesario elimina archivos o compra otro adicional, porque cuando más al límite de la capacidad tengas el disco, más lento notarás el sistema.

Optimizar las unidades

La información que acumulas durante tanto tiempo sin control tiene una consecuencia clara, provoca que tengas muchas partes de un mismo archivo desperdigado por todo el disco rígido, porque como sabrás los discos guardan la información en el espacio libre de forma aleatoria y no secuencial, es decir, lo meten en el lugar libre y no en un mismo lugar.

Esto provoca un estancamiento en la velocidad de procesamiento de datos del disco rígido, porque la cabeza mecánica del disco, tiene que moverse de un lado a otro para leer los datos de un mismo archivo.

Con lo cual el siguiente paso es pasar un buen desfragmentador de disco, que lo que hace es juntar los datos de un mismo archivo, acelerando la lectura.

En este sentido tienes varias opciones, pero la más obvia es el desfragmentador de Windows, al cual puedes acceder presionando las teclas Windows + R y escribiendo dfrgui.

Otra opción interesante, sobre todo para los que están acostumbrados al viejo desfragmentador, que mostraba más información, es Defraggler, un programa que pertenece a los desarrolladores de CCleaner y funciona muy bien.

Es bueno que sepas que, por defecto, Windows 10 ejecuta el desfragmentador en segundo plano cuando el equipo con estás usando el equipo, aunque como te podrás imaginar, nunca se termina de desfragmentar, con lo cual es necesario ejecutarlo hasta que termine.

Y estás serían las cosas básicas y no tanto, que deberías realizar para optimizar Windows 10 y mantenerlo funcionando a tope. Esperamos que te haya gustado y si sabes alguna otra opción de optimización no dudes en dejar un comentario.

Comparte si te ha Gustado:

Deja un comentario